viernes, 4 de noviembre de 2016

Así es...

Alba borda con un hilo rojo sobre la tela de sus tristezas y el dibujo es tan bello, tan brillante, tan perfecto que Alba se muerde la mano para llorar más.

0 comentarios:

Publicar un comentario