miércoles, 5 de septiembre de 2012

Siguiendo el rastro y el olor a pescado...


                                        Foto: baske Country magazine

Hoy hablamos en un taller sobre los orígenes, de modo que me dió por ercordar y contar algo de un Pueblo que suena como parte de mí.  Está vez no iré al lado indígena, sino buscando el pasado del apellido paterno. Siguiendo el rastro y el olor a pescado he llegado a Bermeo. Un pueblo de mis ancestros de la mitad que soy, o del revoltijo que soy.

El pueblo de Bermeo, es un pueblito lindo del País Vasco, se sitúa a 30 minutos de Bilbao y está a tan solo 20 minutos de San Juan de Gaztelugatxe, uno de los lugares más visitados de Euskadi. Es la localidad más poblada de la reserva de la biosfera de Urdaibai. De tradición marinera, sus reservas de pescado se han hecho famosas en más de la mitad del mundo por su alta calidad. Es uno de os puertos pesqueros más importantes del territorio histórico. Este pueblo tiene un encanto propio. Además de su museo del Pescador y otros lugares históricos, la iglesia, es un pueblo propicio para ir de Txikiteo, osea de bar en bar tomando vinos y probando pintxos, gran tradición vasca.





Si llegas a Bermeo, tendrás que si o sí comer frutos del mar,(la mejor gastronomía de España esta por esta costa) treparse a un barco y oler el aire que lleva y trae historias. Yo supe una de un desamor. pero la contaré en otra ocasión.





0 comentarios:

Publicar un comentario