viernes, 1 de noviembre de 2013

imagen: Apokripha


Cuentan que los árboles de abedul, arce y jacarandá, entre otros; son los que mejor madera proveen para fabricar violines. Cuentan que al momento de cortarlo, el árbol elegido debe estar muy seco… hasta su corazón; para que la madera tenga suficiente solidez; así que no debe estar lloviendo, y la luna debe estar en apogeo… lejos de la tierra, para que no atraiga la savia del árbol como atrae las aguas.... Cuentan también que los violines tienen alma, y que es casi siempre de abeto.

Creo que la luna por estas noches está en su apogeo... quizá no llueva. Quizá el corazón de algún árbol ya en su punto… quizá ya algún violín esperando un alma. Quizá…, siempre noviembre tiene algo de hermoso, de triste… como un canto de violín.


0 comentarios:

Publicar un comentario